con_guayaquil
Canciller Arreaza instó a consolidar una cooperación equitativa que beneficie a los pueblos PDF Print E-mail
There are no translations available.

Caracas, 22 de enero de 2018 (MPPRE).- El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, durante su intervención en el Foro Celac- China, en Santiago de Chile, destacó que es necesario para los pueblos continuar desarrollando un nuevo tipo de cooperación equitativa, sin injerencias ni ambiciones expansionistas.

"Muchos de nuestros pueblos conocen las secuelas de las arrogantes imposiciones imperialistas, por ejemplo, las medidas unilaterales, los bloqueos financieros, comerciales y los ataques contra nuestras economía y democracia. También conocen las consecuencias de las políticas neoliberales que entregan al libre mercado los más elementales servicios para la vida, casi hasta el oxígeno que respiramos", sentenció el ministro.

En este sentido, el Canciller manifestó que para evitar que el sistema mundial oprima a los débiles, es imprescindible desarrollar un nuevo tipo de cooperación real, equitativa en la que los Estados son imprescindibles, con el objetivo de "establecer una cooperación que beneficie a los pueblos y no a sus opresores".

Asimismo, Arreaza recordó cuando se fundó en Caracas, Venezuela la Celac en el año 2011, la cual le dio apertura a la integración y respetuosa interacción entre la República Popular China y la Patria de Bolívar.

Por otra parte, el Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores Además expresó que uno de los objetivos del foro es profundizar la cooperación entre la región latinoamericana y caribeña con China, tomando en cuenta las dificultades de la actualidad.

"El tipo de cooperación que requerimos es principalmente la formación del talento humano para la transferencia de conocimiento de ciencia de tecnología, acceso a las fuentes de financiamiento, de recursos y programas con los que cuenta China, y que está a disposición de este proceso integrador", añadió.

A su vez, el representante venezolano señaló que Venezuela cuenta con recursos energéticos y minerales, así como una amplia producción agropecuaria e industrias en desarrollo, que pueden sumar a la relación con el mencionado país asiático.

"Es una relación sin ambiciones expansionistas, es una relación digna y de respeto. Muy diferente a la de un imperialismo que hoy pretende dominar", puntualizó.

Por otra parte, el Canciller también recordó que desde el año 2014, el presidente de la República Popular de China Xi Jinping y el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, elevaron la relación bilateral a nivel de alianza estratégica; una innovadora arquitectura de financiamiento; una cooperación de desarrollo mutuo y ganancias compartidas, la cual ha sentido el pueblo venezolano.

"Hablamos de vivienda, tecnología de la información, tecnología espacial, transporte, obras de infraestructura, desarrollo industrial, comercio y una destacable inversión energética conjunta. Ha sido una cooperación respetuosa que aporta al avance soberano a los planes de desarrollo de Venezuela sin injerencias ni direccionamiento condicionantes. Una relación entre iguales, entre gobiernos y pueblos hermanos", mencionó.

Arreaza también puntualizó que en tiempos de dificultades la cooperación entre los países hermanos se ha fortalecido.

"Por ello nos alegramos ante el plan de acción que hemos acordado revisando las áreas que queremos desarrollar de manera conjunta, haciendo especial énfasis en comercio, inversión finanzas, infraestructura, transporte, cultura, industria, ciencia y tecnología. Para ellos debemos activar y fortalecer los diferentes mecanismos sectoriales que permitan desarrollar proyectos conjuntos en las referidas áreas de cooperación para el beneficio mutuo", dijo el ministro.

Venezuela presente en el proyecto de la Franja y la Ruta

En este orden el Canciller reiteró el apoyo del Gobierno Bolivariano con la iniciativa que impulsa China: el proyecto de la Franja y la Ruta.

"Desde este escenario manifestamos nuestro apoyo y admiración por el proyecto de proyecto; la iniciativa de la Franja y la Ruta, estamos decididos a acompañarla. No se trata de un mero plan de construcción de obras para facilitar el comercio y la conectividad. Se trata de una iniciativa basada en la cooperación para el desarrollo en políticas de impacto social, complementadas en acciones conjuntas para enfrentar el cambio climático. Una iniciativa de desarrollo de acción integral de paz, de justicia social", destacó.

También el Ministro calificó como de vital importancia la cooperación concreta en políticas ambientales. "Basta ver las secuelas feroces y devastadoras del paso de los huracanes por nuestros países del Caribe en el año 2017. No pueden nuestros pueblos hermanos poner las victimas del cambio climático provocados por los países capitalistas y más ambiciosos".