con_guayaquil
Venezuela y China fortalecen relaciones diplomáticas PDF Print E-mail
There are no translations available.

Caracas, 01 de noviembre de 2017 (MPPRE).- “Venezuela es un amigo y socio estratégico integral muy importante y los vínculos entre ambas naciones se incrementarán”, así lo manifestó Xing Wenju, Encargado de Negocios de la Embajada de la República Popular China en Venezuela, durante la Conferencia sobre el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, realizada este martes en Caracas.

Durante el encuentro que contó con la presencia de destacados representantes de los medios de comunicación venezolanos, así como encargados de negocios y miembros del cuerpo diplomático, se presentó un resumen del informe entregado por el Presidente de ese país y Secretario General del Partido Comunista de China (PCCh), Xi Jinping, durante de dicho congreso, realizado del 18 al 24 de octubre con la presencia de unas 2 mil personas, en el Gran Palacio del Pueblo, sede del Parlamento chino, en Beijing, plaza de Tiananmen.

El PCCh es unos de los partidos políticos más grandes del mundo, con más de 80 millones de militantes y esta reunión que se celebra cada 5 años es trascendental para China e influyente en las relaciones bilaterales con Venezuela, ya que se exponen las nuevas políticas del Gobierno asiático, donde se establecieron planes con miras a que ambos países se comuniquen mejor por el bien de los pueblos.

En tal sentido, Wenju manifestó que China busca amigos y no aliados, dentro de los cuales destaca la Patria Bolivariana y el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, como parte de una estrategia de cooperación entre países en desarrollo, en conjunto, de ganancia compartida y respeto mutuo.

Asimismo, reiteró que la potencia asiática considerada como la Segunda Economía del mundo desde el año 2010 y número uno en crecimiento de producciones, mantiene una política exterior de paz, que defiende la no intervención en los asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos, tanto en la idea como en la práctica.

“Seguiremos e incrementaremos los vínculos con Venezuela, habrá más inversiones, más desarrollo y más cooperación”, aseveró el Encargado de Negocios.

Por su parte, Song Xutao, director de la Sección Política de la Embajada China, remarcó que la paz y el desarrollo siguen siendo el tema principal de la diplomacia china de la nueva era donde “el respeto mutuo es la premisa y el ganar-ganar la meta”.

Por una asociación estratégica integral

El Presidente Xi Jinping, destacó en su informe que el “socialismo con características chinas” ofrece una opción a otros países para resolver problemas de la humanidad. Este “socialismo de la nueva era” representa una etapa de desarrollo donde lo importante ya no es la rapidez del mismo si no la calidad; el cual beneficie a sus más de mil millones de habitantes, así como al resto del mundo, tomando en cuenta las condiciones internas y externas.

Entre los objetivos está alcanzar una “modernización del socialismo”, donde existan mercados efectivos, se promueva la apertura y el crecimiento compartido, de cooperación, fortaleciendo la capacidad de innovación.

Esta nueva era busca el enriquecimiento conjunto de todo el país, considerando al pueblo como el centro, como el dueño de la nación. Así como la construcción de una “sociedad modestamente acomodada”, en la que exista un equilibrio en los ingresos, que permita la equidad y el bienestar de la población.

La misma, surge ante la necesidad de atender la demanda del pueblo de una vida mejor, con una mentalidad de enriquecimiento mutuo, que pueda revertir el alto precio ambiental o ecológico del rápido desarrollo de China, como consecuencia de “un desarrollo desequilibrado e insuficiente”.

Este proyecto se divide en dos etapas. La primera, del año 2020 al 2035, basada en la modernización socialista. Y una segunda etapa, del 2035 al 2050, basada en una mejora integral, tras la materialización de la modernización