Consulado de la República Bolivariana de Venezuela en Guayaquil

Venezuela cuestiona criterios para elegir miembros del Consejo de DDHH

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, planteó este jueves la necesidad de revisar los criterios para la elección de los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en razón de su posición ante las medidas coercitivas unilaterales.

En la plenaria de la cuadragésima segunda sesión del órgano de las Naciones Unidas con sede en Ginebra, el diplomático venezolano enfatizó que no debería haber un miembro formal del Consejo que imponga o facilite estas medidas.

“Tampoco miembros que no condenen estas medidas porque entonces, quizá, no estarán violando derechos humanos en sus territorios pero están facilitando, promoviendo o violando derechos humanos en el territorio de terceros países y eso les impediría moral y éticamente ser miembros de este Consejo. Creemos que hay que revisar los criterios para la elección de los Estados miembros de este Consejo a partir de su posición ante las medidas coercitivas unilaterales”, sugirió.

El canciller Arreaza recordó, en este contexto, que el Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) –cuya presidencia ejerce la República Bolivariana desde septiembre de 2016- adoptó recientemente una resolución que exhorta a los Estados a abstenerse de aplicar las mal llamadas “sanciones” que son contrarias al derecho internacional y a la Carta de las Naciones Unidas.

Sin embargo, denunció, el gobierno de los Estados Unidos impone medidas coercitivas a Venezuela y a otros países “sin ningún tipo de moral para hacerlo”.

“El objetivo es muy claro: hacer colapsar la economía venezolana e impedir que el Estado satisfaga las necesidades básicas de su población y promover un cambio de gobierno en Venezuela por vía inconstitucional, por vía de la fuerza”, alertó.

En su discurso, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores citó al relator especial sobre la repercusión negativa de las medidas coercitivas unilaterales Idriss Jazairy, que afirma en su informe consignado en la 42.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos que “las sanciones económicas unilaterales adoptadas por los Estados Unidos y otros países, sumadas a una guerra económica polifacética, han jugado un papel nada desdeñable en la paralización de la economía de Venezuela”.

Las “sanciones” generan sufrimiento
El canciller venezolano denunció igualmente que las medidas coercitivas unilaterales impuestas por la Casa Blanca a Caracas han derivado en un bloqueo económico y comercial a Venezuela, que incluye la congelación de los activos propiedad de la República en el exterior.

“En Estados Unidos, una gran empresa energética venezolana, Citgo, fue asaltada por el gobierno de EE.UU., una compañía cuyo valor supera los 12 mil millones de dólares. Con esa cifra pudiésemos pagar cinco años completos de alimentos y medicinas para la población venezolana”, indicó.

Pero además, agregó, han bloqueado fondos de la República en distintos bancos alrededor del mundo en un monto que supera los USD 7.000.000.000.

El diplomático recalcó que las medidas coercitivas unilaterales generan un impacto negativo en el disfrute de los derechos humanos de los habitantes del Estado sujeto, con especial énfasis en los grupos más vulnerables.

“Las medidas coercitivas unilaterales, mal llamadas sanciones, generan sufrimiento y matan seres humanos en los países donde son aplicadas y luego se usa el impacto de esas sanciones para acusar al Estado que las sufre en los foros internacionales, para justificar la aplicación de la llamada responsabilidad de proteger”, advirtió.

El canciller Arreaza desmintió que existan excepciones en el bloqueo ilegal de Estados Unidos a Venezuela.

Por otra parte, destacó los esfuerzos del Ejecutivo nacional por atender a la población venezolana y el trabajo que desarrolla de la mano con las diversas agencias de las Naciones Unidas presentes en el país para elaborar un plan de respuesta.

“Nada de lo que desde los Estados Unidos se haga nos hará renunciar al legítimo derecho a la autodeterminación ni entregar un centímetro de nuestra soberanía. Al pueblo venezolano le asiste el derecho y la razón”, complementó el ministro de Relaciones Exteriores.

Venezuela cuestiona criterios para elegir miembros del Consejo de DDHH
Scroll hacia arriba